Blog

En Qué Consiste El Home Staging

En Qué Consiste El Home Staging

El Home Staging es una técnica estadounidense de marketing inmobiliario que ayuda a vender y/o alquilar viviendas más rápido y por mayor importe. Se traza una estrategia de decoración para enamorar a los posibles compradores/inquilinos con diferentes puntos a seguir para gustar al máximo número de personas posible.

Home Staging no es sólo decorar. Antes hay que seguir otros pasos igual o más importantes que ayudarán a que la operación de venta/alquiler sea más rápida y efectiva.

Puntos Clave del Home Staging

Primero hay que despejar los espacios. Dejar solo el mobiliario indispensable y mejorar la distribución para que las visitas no encuentren obstáculos al recorrer la vivienda.

Después hay que despersonalizar. Es decir, eliminar aquellos elementos personales que hacen que el posible comprador/inquilino no se vea allí viviendo. Cómo por ejemplo fotografías del actual propietario, cepillos de dientes, libros de religión, política o temas delicados.

Reparar. Es importante que el posible comprador o inquilino no encuentre fallos en tu vivienda. La mayoría de las personas no quieren tener que reparar nada o contratar a alguien para que lo haga por ellos. Quieren entrar a vivir y si tienen que asumir la reparación te pedirán una rebaja importante en el precio de compra. En la mayoría de los casos la rebaja es muy superior a lo que te costaría a ti repararlo o llamar a un profesional.

Pintar. No es necesario en algunos casos, aunque sí muy recomendable en la mayoría. Pintar de blanco o algún color claro y neutro todas las paredes hace que la vivienda se vea nueva y limpia. A todos nos gusta entrar a vivir en una casa recién pintada. Y los colores claros harán que además se vea más grande y luminosa.

Limpiar. Es necesario que el mayor número de personas se vea en la vivienda y para ello limpiarla es esencial. Mantenerla limpia hace que sea agradable para las visitas y que quieran entrar a vivir rápido porque saben que no tienen que invertir tiempo en ella.

Decorar tanto con textiles, como con flores y otros elementos decorativos. Es importante que utilices textiles en colores lisos sin estampados. Que la mayoría sean neutros, aunque puedes usar los cojines y las flores para dar un toque de color. Los muebles, contra más neutrales sean y de líneas rectas y simples, mejor. Hacen el espacio más “limpio”, sin ruido visual.

Otros puntos a favor para preparar tu casa

Mantener una temperatura adecuada. Que en invierno las visitas no pasen frío y en verano no tengan calor. Necesitamos que se sientan a gusto para que nuestra casa les conquiste.

Perfumar. Primero hay que ventilarla todos los días durante al menos 10 minutos. Y después, antes de las visitas, es recomendable poner un poco de ambientador, de forma sutil, suave. Aunque si puedes hacer café o cocinar un bizcocho el olor cautivará a los posibles compradores/inquilinos.

Y por último y no por ello menos importante, el reportaje fotográfico. Es esencial tener unas buenas imágenes de tu vivienda en los anuncios que publiques. Sin un buen reportaje, los posibles compradores/inquilinos no querrán ni visitarla. Por tanto perderías decenas de posibles visitas y la estrategia para vender o alquilar rápido y por mayor importe se iría al traste.

Deberás invertir unas semanas de tu tiempo y el mínimo dinero posible para que la vivienda se adapte a la estrategia. Pero mejor perder unas semanas adecuando tu vivienda que malgastar años con la casa en venta. Y mejor invertir algo de dinero en dejarla lista a tener que hacer una rebaja importante en el precio porque el posible comprador/inquilino encuentra fallos. ¿No crees?