Blog

Comprar tu primer hogar

Las 19 etapas emocionales de comprar tu primer hogar

1. Llega un momento en la vida de todos en el que alquilar ya no parece ser una gran idea. No solo porque no te parezca particularmente justo transferir la mayor parte de tus ingresos a un propietario que usa tu dinero para pagar su propia hipoteca. Es el momento en el que te planteas comprar tu primer hogar.

2. Has oído que comprar una casa puede ser difícil, pero de todos modos lo investigas. Si otras personas lo hacen, tu también puedes hacerlo. Y descubres que es definitivamente posible … pero, hay mucho papeleo.

3. Vas a ver a un asesor hipotecario y te sorprenden al tomarte en serio. «Espera, ¿hablas en serio? ¡¿Realmente puedo comprar una casa con mi salario ?! ¡Dios mío!» Resulta que hay algunos beneficios para los compradores primerizos. ¿Quien sabe?

4. Antes de que te des cuenta, tienes un acuerdo y la verdadera diversión puede comenzar. Empieza la búsqueda de casa. Y (alerta de spoiler) lentamente minará tu alma.

5. Pronto te darás cuenta de que los agentes inmobiliarios hablan en un código muy particular. Por ejemplo: Está bien presentado = las alfombras están ligeramente manchadas. Una propuesta tentadora para quienes compran por primera vez = Es horrible, pero es lo único en el área dentro de tu presupuesto.

6.Y te sientes miserable mirando lugares que están por encima de tu presupuesto.

7. Configuras alertas en cada portal inmobiliario y conoces cada casa como si fuera la tuya. Ten en cuenta que esto no impedirá que tus amigos, padres y otros simpatizantes te envíen repetidamente enlaces a hogares inadecuados que ya has descartado.

8. No te toma mucho tiempo comenzar a reducir tus expectativas y hacer algunos compromisos si quieres comprar tu primer hogar. Pronto te darás cuenta de que tu sueño de tener dos habitaciones dobles y dos baños perfectos tendrá que esperar algunos años, y eso está bien, siempre que puedas ENCONTRAR ALGO.

9. Y después de un tiempo, comenzarás a reconsiderar los lugares que abandonaste un par de semanas antes. «Sí, era pequeño, pero literalmente no había nada más dentro de nuestro presupuesto. Tal vez podría convertir el cobertizo en un comedor, agregar un entrepiso…».

10. Haces una oferta y esperas…
En este punto, solo quieres seguir con tu vida. Lo harás funcionar, de alguna manera.

11. … pero la rechazan. Esto es casi seguro porque otro comprador con más dinero ha superado tu oferta. O porque la oferta que hiciste era demasiado baja.

12. Estás descorazonado, triste, listo para rendirte … pero entonces, como por arte de magia, aparece una nueva propiedad. Es exactamente lo que quieres (menos algunas pequeñas críticas), además de que está dentro del presupuesto. ¿Podría ser?

13. Vas a verlo y es todo lo que esperabas. Aparte del hecho, la chimenea también es una ducha, pero ¿a quién le importa? Es luminoso y aireado; tiene una bonita cocina y, lo que es crucial, podrías estar a punto de comprar tu primer HOGAR MUY PRONTO.

14. Estás muerto por dentro después de tantos rechazos, por lo que no puedes creerlo cuando tu oferta es aceptada. Es un sueño hecho realidad, pero también es súper aterrador. ¿Qué vas a hacer después? ¿Qué pasa si se estropea algo? ¿Cómo cuidas una caldera?

15. Sientes que estás en la cima del mundo … hasta que el papeleo comienza a acumularse (y sigue subiendo).De repente, debes comenzar a buscar hipoteca, visitar bancos, entregar un montón de documentación y firmar más papeles de los que puedes agitar. Tu alegría se convierte en severo calambre en el brazo.

16. Y hay inevitablemente algún tipo de problema extraño. La inmobiliaria te llamará para decirte que están esperando el certificado energético, los comprobantes del corriente de pago, en Cataluña los papeles de tanteo y retracto de la Generalitat… Y no te importará en absoluto, pero por alguna razón retrasará tu fecha de mudanza aproximadamente 4 meses.

17. Finalmente, después de un montón de cosas legales, obtendrás las llaves de tu nuevo y encantador hogar. Y será uno de los mejores días de tu vida, sobre todo porque podrás declararte independiente de tu arrendatario, tus padres o tus compañeros de piso.

18. Estarás súper feliz … y también aterrorizado.»NO, PERO EN SERIO, ¿QUÉ HAGO SI ALGO VA MAL?»

19. Pero solo hay una cosa que realmente importa. Saltarás alarmado por cada crujido y te preocuparás de que todo se rompa de repente. ¿Pero sabes que? Ahora eres propietario de una casa. Todo esto es tuyo. Has conseguido comprar tu primer hogar ¡Bien hecho!

Comprar tu primera casa puede ser un proceso estresante. Y después toca la mudanza, comprar muebles, decorarla. Afortunadamente, tenemos probablemente la tienda de decoración más barata y bonita del universo. Entra aquí y descubre todo lo que necesitas para tu nuevo hogar.

El Home Staging puede sabotear la venta de tu casa


6 Maneras sorprendentes en las que el Home Staging puede sabotear la venta de tu casa

Exacto, un mal Home Staging puede sabotear la venta de tu casa. Si no sabes cuáles son las reglas de oro y cómo aplicarlas en tu vivienda puedes conseguir el efecto contrario que esperas.

Los posibles compradores odian entrar a una casa vacía. Necesitan imaginarse a sí mismos en su espacio. Y eso significa ver muebles, accesorios y otros adornos decorativos que hacen que una casa se sienta como un hogar.  Eso hará que los posibles compradores se sientan atraídos por el potencial del lugar.

Home Staging al rescate. Considerarlo el cambio de imagen profesional que tu hogar recibe antes del «gran baile».

Si se hace correctamente, puede ser el mejor amigo de un vendedor. Reduciendo el tiempo que tu casa permanece en el mercado y aumentando tus ganancias.

Pero organizar casas no es tan fácil como parece. Es totalmente posible que la puesta en escena de la casa salga muy mal, incluso cuando crees que lo está haciendo bien. Presta atención a estos errores tan fáciles de cometer al preparar tu casa.

6 Maneras de sabotear la venta de tu casa

1. Sobre diseñar tu espacio

El objetivo del Home Staging es ayudar a los compradores a visualizar el aspecto que podría tener la casa una vez que se muden.

El truco es emitir ese sentimiento de manera sutil, no golpear a los compradores con el diseño justo cuando entran por la puerta.

«La puesta en escena de una casa es como ser un cantante de respaldo de la casa, que es la estrella», dice Justin M. Riordan, fundador de Spade and Archer Design Agency. 

La puesta en escena debe mejorar su hogar, no al revés. Manténlo simple con muebles, algo de decoración y textiles para agregar suavidad. No cubras todos los rincones, aunque creas que quedaría increíble.

2. Mostrar un espacio vacío

Que una vivienda parezca habitada cuando en realidad está vacía es complicado.

Pero si te has tenido que llevar todos los muebles y cosas a tu nuevo hogar, no dudes en reponerlo todo con muebles de cartón o cosas «falsas» como un buen tazón de fruta artificial, colchones inflables, plantas falsas…

3. No escenificar casas a escala

¿Qué vendedor de casa no quiere crear la ilusión de más espacio? Y para hacer eso, puedes asumir que deberías usar artículos más pequeños y livianos.¡Pero es un arma de doble filo! Esa táctica puede en realidad empequeñecer una casa, dicen los expertos. Y sabotear la venta de tu casa.

En su lugar, asegúrate de que tus muebles y accesorios coincidan con la habitación en escala y proporción. En otras palabras: si tienes una gran sala familiar con un techo abovedado, no optes por un pequeño sofá de respaldo bajo y una pequeña mesita de café otomana.

Además, los compradores deben entrar y sentir que hay espacio para que la familia crezca y se entretenga. Poner una pequeña mesa de cuatro comensales en un comedor gigante no muestra un buen uso de la sala. Muestra un mal uso de la escala.

Lo mismo ocurre con los accesorios de decoración: tus jarrones, tus velas, tus cuadros y otros elementos. Si son desproporcionados con respecto al espacio, toda la habitación puede sentirse visualmente desordenada, aunque no se muestren muchos elementos.

4. Poner en escena toda tu casa en una estética

Incluso si estás vendiendo un chalet victoriano restaurado, es posible que los compradores no quieran ver lámparas de aceite y sofás de desmayo en todas las habitaciones.

Los compradores están tratando de imaginarse a sí mismos, y todo lo que ya poseen, en el espacio. Para ayudarlos a llegar allí, siéntete libre de exhibir muebles contemporáneos que demuestren a los compradores que sus muebles también irán bien en la casa.

Opta por las piezas tradicionales: sofás de colores claros, mesas con líneas limpias y piezas de decoración atemporales. Tu objetivo es crear la sensación de hogar para el comprador, no un museo.

5. Mantener todas las puertas cerradas

Este parece obvio, pero a veces  cerramos alguna puerta y las visitas no pueden acceder a una parte de la casa. Y esto también puede sabotear la venta de tu casa. «Tener una persona capaz de moverse por la casa sin pensar es muy importante», dice Riordan.

«Hemos visto pisos que no se han vendido porque los compradores potenciales no han podido ver una parte de la vivienda al encontrar una puerta cerrada». Antes de que tu agente inmobiliario muestre tu casa, haz un recorrido final y asegúrate de que todo esté abierto y listo para funcionar.

6. Ser demasiado neutral

No hay nada malo con un esquema de color clásico, pero si mantienes todo en color marfil y beige, no hará que tu casa se destaque del resto.

No estamos diciendo que debas volverte loco con el color. Pero tu hogar debe tener un poco de atractivo único: algunos toques de color aquí y allá, y una o dos habitaciones que no se parezcan a las demás habitaciones de la casa (y del planeta).

«Creamos una historia de color para cada habitación», dice Riordan sobre su firma de diseño. «Puede haber una oficina roja, una sala verde y una habitación naranja en una sola casa». ¿El resultado final? Después de que un comprador potencial haya visto 10 casas, cada una con ocho habitaciones, en un día, le resultará más fácil recordar las suyas.»La oficina roja es mucho más fácil de recordar horas después que la oficina que tenía un escritorio». Y, después de todo, su objetivo aquí es tener la casa que los compradores recuerden.

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Has cometido alguno de estos errores? Ahora que ya sabes todos estos trucos, ¿vas a sabotear la venta de tu casa?

En Qué Consiste El Home Staging

En Qué Consiste El Home Staging

El Home Staging es una técnica estadounidense de marketing inmobiliario que ayuda a vender y/o alquilar viviendas más rápido y por mayor importe. Se traza una estrategia de decoración para enamorar a los posibles compradores/inquilinos con diferentes puntos a seguir para gustar al máximo número de personas posible.

Home Staging no es sólo decorar. Antes hay que seguir otros pasos igual o más importantes que ayudarán a que la operación de venta/alquiler sea más rápida y efectiva.

Puntos Clave del Home Staging

Primero hay que despejar los espacios. Dejar solo el mobiliario indispensable y mejorar la distribución para que las visitas no encuentren obstáculos al recorrer la vivienda.

Después hay que despersonalizar. Es decir, eliminar aquellos elementos personales que hacen que el posible comprador/inquilino no se vea allí viviendo. Cómo por ejemplo fotografías del actual propietario, cepillos de dientes, libros de religión, política o temas delicados.

Reparar. Es importante que el posible comprador o inquilino no encuentre fallos en tu vivienda. La mayoría de las personas no quieren tener que reparar nada o contratar a alguien para que lo haga por ellos. Quieren entrar a vivir y si tienen que asumir la reparación te pedirán una rebaja importante en el precio de compra. En la mayoría de los casos la rebaja es muy superior a lo que te costaría a ti repararlo o llamar a un profesional.

Pintar. No es necesario en algunos casos, aunque sí muy recomendable en la mayoría. Pintar de blanco o algún color claro y neutro todas las paredes hace que la vivienda se vea nueva y limpia. A todos nos gusta entrar a vivir en una casa recién pintada. Y los colores claros harán que además se vea más grande y luminosa.

Limpiar. Es necesario que el mayor número de personas se vea en la vivienda y para ello limpiarla es esencial. Mantenerla limpia hace que sea agradable para las visitas y que quieran entrar a vivir rápido porque saben que no tienen que invertir tiempo en ella.

Decorar tanto con textiles, como con flores y otros elementos decorativos. Es importante que utilices textiles en colores lisos sin estampados. Que la mayoría sean neutros, aunque puedes usar los cojines y las flores para dar un toque de color. Los muebles, contra más neutrales sean y de líneas rectas y simples, mejor. Hacen el espacio más “limpio”, sin ruido visual.

Otros puntos a favor para preparar tu casa

Mantener una temperatura adecuada. Que en invierno las visitas no pasen frío y en verano no tengan calor. Necesitamos que se sientan a gusto para que nuestra casa les conquiste.

Perfumar. Primero hay que ventilarla todos los días durante al menos 10 minutos. Y después, antes de las visitas, es recomendable poner un poco de ambientador, de forma sutil, suave. Aunque si puedes hacer café o cocinar un bizcocho el olor cautivará a los posibles compradores/inquilinos.

Y por último y no por ello menos importante, el reportaje fotográfico. Es esencial tener unas buenas imágenes de tu vivienda en los anuncios que publiques. Sin un buen reportaje, los posibles compradores/inquilinos no querrán ni visitarla. Por tanto perderías decenas de posibles visitas y la estrategia para vender o alquilar rápido y por mayor importe se iría al traste.

Deberás invertir unas semanas de tu tiempo y el mínimo dinero posible para que la vivienda se adapte a la estrategia. Pero mejor perder unas semanas adecuando tu vivienda que malgastar años con la casa en venta. Y mejor invertir algo de dinero en dejarla lista a tener que hacer una rebaja importante en el precio porque el posible comprador/inquilino encuentra fallos. ¿No crees?