Comprar tu primer hogar

Comprar tu primer hogar

Las 19 etapas emocionales de comprar tu primer hogar

1. Llega un momento en la vida de todos en el que alquilar ya no parece ser una gran idea. No solo porque no te parezca particularmente justo transferir la mayor parte de tus ingresos a un propietario que usa tu dinero para pagar su propia hipoteca. Es el momento en el que te planteas comprar tu primer hogar.

2. Has oído que comprar una casa puede ser difícil, pero de todos modos lo investigas. Si otras personas lo hacen, tu también puedes hacerlo. Y descubres que es definitivamente posible … pero, hay mucho papeleo.

3. Vas a ver a un asesor hipotecario y te sorprenden al tomarte en serio. “Espera, ¿hablas en serio? ¡¿Realmente puedo comprar una casa con mi salario ?! ¡Dios mío!” Resulta que hay algunos beneficios para los compradores primerizos. ¿Quien sabe?

4. Antes de que te des cuenta, tienes un acuerdo y la verdadera diversión puede comenzar. Empieza la búsqueda de casa. Y (alerta de spoiler) lentamente minará tu alma.

5. Pronto te darás cuenta de que los agentes inmobiliarios hablan en un código muy particular. Por ejemplo: Está bien presentado = las alfombras están ligeramente manchadas. Una propuesta tentadora para quienes compran por primera vez = Es horrible, pero es lo único en el área dentro de tu presupuesto.

6.Y te sientes miserable mirando lugares que están por encima de tu presupuesto.

7. Configuras alertas en cada portal inmobiliario y conoces cada casa como si fuera la tuya. Ten en cuenta que esto no impedirá que tus amigos, padres y otros simpatizantes te envíen repetidamente enlaces a hogares inadecuados que ya has descartado.

8. No te toma mucho tiempo comenzar a reducir tus expectativas y hacer algunos compromisos si quieres comprar tu primer hogar. Pronto te darás cuenta de que tu sueño de tener dos habitaciones dobles y dos baños perfectos tendrá que esperar algunos años, y eso está bien, siempre que puedas ENCONTRAR ALGO.

9. Y después de un tiempo, comenzarás a reconsiderar los lugares que abandonaste un par de semanas antes. “Sí, era pequeño, pero literalmente no había nada más dentro de nuestro presupuesto. Tal vez podría convertir el cobertizo en un comedor, agregar un entrepiso…”.

10. Haces una oferta y esperas…
En este punto, solo quieres seguir con tu vida. Lo harás funcionar, de alguna manera.

11. … pero la rechazan. Esto es casi seguro porque otro comprador con más dinero ha superado tu oferta. O porque la oferta que hiciste era demasiado baja.

12. Estás descorazonado, triste, listo para rendirte … pero entonces, como por arte de magia, aparece una nueva propiedad. Es exactamente lo que quieres (menos algunas pequeñas críticas), además de que está dentro del presupuesto. ¿Podría ser?

13. Vas a verlo y es todo lo que esperabas. Aparte del hecho, la chimenea también es una ducha, pero ¿a quién le importa? Es luminoso y aireado; tiene una bonita cocina y, lo que es crucial, podrías estar a punto de comprar tu primer HOGAR MUY PRONTO.

14. Estás muerto por dentro después de tantos rechazos, por lo que no puedes creerlo cuando tu oferta es aceptada. Es un sueño hecho realidad, pero también es súper aterrador. ¿Qué vas a hacer después? ¿Qué pasa si se estropea algo? ¿Cómo cuidas una caldera?

15. Sientes que estás en la cima del mundo … hasta que el papeleo comienza a acumularse (y sigue subiendo).De repente, debes comenzar a buscar hipoteca, visitar bancos, entregar un montón de documentación y firmar más papeles de los que puedes agitar. Tu alegría se convierte en severo calambre en el brazo.

16. Y hay inevitablemente algún tipo de problema extraño. La inmobiliaria te llamará para decirte que están esperando el certificado energético, los comprobantes del corriente de pago, en Cataluña los papeles de tanteo y retracto de la Generalitat… Y no te importará en absoluto, pero por alguna razón retrasará tu fecha de mudanza aproximadamente 4 meses.

17. Finalmente, después de un montón de cosas legales, obtendrás las llaves de tu nuevo y encantador hogar. Y será uno de los mejores días de tu vida, sobre todo porque podrás declararte independiente de tu arrendatario, tus padres o tus compañeros de piso.

18. Estarás súper feliz … y también aterrorizado.”NO, PERO EN SERIO, ¿QUÉ HAGO SI ALGO VA MAL?”

19. Pero solo hay una cosa que realmente importa. Saltarás alarmado por cada crujido y te preocuparás de que todo se rompa de repente. ¿Pero sabes que? Ahora eres propietario de una casa. Todo esto es tuyo. Has conseguido comprar tu primer hogar ¡Bien hecho!

Comprar tu primera casa puede ser un proceso estresante. Y después toca la mudanza, comprar muebles, decorarla. Afortunadamente, tenemos probablemente la tienda de decoración más barata y bonita del universo. Entra aquí y descubre todo lo que necesitas para tu nuevo hogar.